Venezuela: 2015 cerrará con inflación superior a 185%

0
45

Nadie prevé que el precio del petróleo se recupere. Expertos coinciden en que la situación económica actual es la peor que ha vivido Venezuela en toda su historia, “la inflación ronda el 200%”

El alza infrenable de los precios de bienes y servicios y la desaceleración de la actividad productiva se ven reflejadas en la caída del consumo y del poder adquisitivo de los venezolanos. Hoy, Venezuela vive la peor crisis económica de toda su historia, un punto en el que coinciden las cifras y los análisis de firmas nacionales e internacionales.

Los pronósticos de LatinFocus Consensus, publicados la semana pasada, indican que 24 de las firmas consultoras y bancos que estudian el comportamiento de la economía venezolana proyectan un decrecimiento económico de entre 2% y 11% para el cierre de 2015.

Adicionalmente, señala que el Fondo Monetario Internacional calcula un descenso del producto interno bruto (cantidad de bienes y servicios que se producen en un año) de 7% al finalizar el año; mientras que la Cepal lo sitúa en 5,5%. Y el Banco Mundial previó una merma en la actividad económica hasta el cierre de junio pasado de 5,1%. No existe ningún otro país que muestre una recesión de esta magnitud.

El informe señala que a medida que se acercan las elecciones parlamentarias “la situación económica va empeorando”. Se refiere a la decisión del Banco Central de Venezuela de no publicar las cifras del crecimiento desde al año pasado, por lo que no se conocen las estadísticas oficiales del cuarto trimestre de 2014 y de la inflación desde diciembre.

Una prueba del profundo deterioro, dice el informe, es que el precio de la divisa estadounidense en el mercado paralelo (negro) pasó de 700 bolívares por dólar. Añade que las evidencias muestran que la escasez empeorará aún más en los próximos meses y que el alza de los precios no se veía en esta magnitud, pues desde hace meses superó 100%, en promedio.

El economista Alejandro Grisanti, asegura: “2015 ha sido el peor año en la historia económica para Venezuela por la contracción económica y la inflación y debo decir que la situación puede agravarse”. Refiere que la contracción del PIB no petrolero es más profunda de lo que había calculado a principios de año, pero reconoce que el nombramiento de Eulogio Del Pino, como presidente de Petróleos de Venezuela, ha logrado incrementar un poco la producción petrolera, con lo cual se puede compensar levemente el descenso del crecimiento. Advierte, sin embargo, que la contracción es muy fuerte.

Con respecto a la inflación afirma que la previsión para el cierre de año es de 188%. Sobre cómo calcular este indicador sin cifras oficiales, señala que hay varias maneras: ver el comportamiento de los billetes y monedas en circulación o a través del comportamiento del impuesto al valor agregado, cuya recaudación aumentó 137% en un año.

Más vulnerable

Sobre los antecedentes de la crisis y si se preveía que 2015 sería tan duro para los venezolanos por la escasez, la inflación y la contracción económica, el economista Guillermo Quiroga, dice que 2014 dejó claro que la recesión de la economía venezolana (4%) no fue causada por la baja de los precios del petróleo.

“Según la data oficial disponible, el decrecimiento viene de trimestres anteriores a la caída de los precios. En esa línea, lo que va de 2015 ha dejado claro que el país sigue siendo igual o más vulnerable que en el pasado, a los shocks externos de precios del petróleo”
Asegura que las políticas económicas del gobierno son las responsables del desempeño de la economía. “El sistema de control cambiario y la sobrevaluación del bolívar oficial han distorsionado la dinámica de exportaciones e importaciones no petroleras, la corrupción y los controles de precios que –paradójicamente- generan inflación por medio del desincentivo de la producción”. Añade que a lo anterior ha contribuido el contrabando de bienes o “bachaqueo” que acentúan la inflación y escasez.

También se refiere a los subsidios de la energía y servicios públicos como el de la gasolina y la electricidad: “Han representado un costo de oportunidad enorme para el gobierno, que ante el escenario de precios del petróleo actual no son sostenibles en el tiempo. El modelo económico como un todo no era sostenible en el tiempo a precios altos del petróleo, y menos lo es ante el escenario actual”.

Otro punto que preocupa a Guillermo Quiroga en el futuro inmediato es el hecho de que la caída en la asignación de divisas al sector privado impedirá que cancelen su deuda con proveedores extranjeros, “por lo que la reapertura de líneas de créditos comerciales para la importación es poco probable. En otras palabras, se pueden esperar peores niveles de escasez en lo que queda de año y a principios del siguiente”.

Autor: Blanca Vera Azaf ( * Extracto)

No hay comentarios

Dejar respuesta