¡No más esclavos, trabajo sobre capital!

0
51

En pleno siglo XXI más del 80% de la población mundial pasa hambre siendo este, con diferencia, el principal problema de la humanidad al que hay que dar respuesta.

La explotación y esclavitud, la situación de los desplazados en razón de las guerras y de la miseria provocada serán denunciadas de forma contundente y clara en los distintos actos organizados con estos motivos.

Vivimos en un mundo en guerra de los enriquecidos contra los empobrecidos, que se traduce en miseria, explotación, esclavitud y fundamentalmente la negación de la dignidad humana, aborto…

En las calles de España e Iberoamérica se denunciará que la mayoría de trabajadores del mundo son empobrecidos, y reciben salarios que no les permiten subsistir con dignidad o viven en el desempleo y la esclavitud; 1.800 millones de trabajadores, el 60% de la población activa mundial, trabaja sin contrato laboral ni prestaciones sociales. Los salarios de hambre son la expresión más reveladora de este sistema salvaje. También se pondrá encima de la mesa cómo la esclavitud infantil, que sufren más de 400 millones de niños, es el último eslabón de esta cadena de explotación en el mundo.

No se olvidarán en los mensajes que las migraciones forzadas son otra expresión de cómo las personas están al servicio del capital como mercancía barata. Los migrantes internacionales, más de 200 millones, están amenazados por leyes injustas que niegan los derechos humanos, por fronteras, por guerras, racismo, por viajes de muerte…

También, en estos días en España, ha salido el dato de la situación de miles de jóvenes españoles (fracaso escolar, desempleo..), cuya perspectiva de futuro se haya truncada, su horizonte se estrecha sin remedio, en medio de una economía salvaje.

La llamada globalización consiste en la consideración de todo el planeta como un único mercado, al servicio de las empresas transnacionales, que lleva aparejada la eliminación de fronteras económicas y políticas para el capital y la multiplicación de fronteras para las personas.

Por eso te proponemos:

Colaborar en esta denuncia en las calles de España e Iberoamérica. Ponte en contacto con nuestras Casas de Cultura y Solidaridad.


No hay comentarios

Dejar respuesta